Las alpargatas del rey del pueblo


Así fue que una noche en el bosque encontré unas tristes alpargatas con unos cuadros extraños blancos y negros, solo me transmitían simpleza al más sencillo pensamiento de moda.

Solo me bastó mirar los colores a mi alrededor, correr a la librería a comprar un par de pinturas para tela, de esos colores que retumbaban en mi cabeza. Un pincel, un vasito con agua y un pedazo de tela vieja, un abracadabra se escuchó a lo lejos y VOILÁ, tienen estás divertidas alpargatas.

Eso sí, por favor no se vayan a jugar partidí en la canchita del barrio, porque los colores se vuelan con cada chuleada.

Enjoy it.

Comentarios

LMP ha dicho que…
doy fe .

no es para llevar así nomás a una cena de fin de año y eso .....
ayolizate ha dicho que…
no es para estar chapoteando en el agua con eso

Entradas populares